PHNOM PEMH

Con  algo más de 1,5 millones de habitantes, y más de 2 en su área metropolitana, lo primero que te llama la atención es la cantidad de gente joven que vive en esta ciudad.

Algo entendible si tenemos en cuenta que durante el cruento régimen de los Jemeres Rojos que gobernaron desde 1975 a 1979, murieron 3,5 millones de personas, el 25℅ de la población, en su mayor parte por el hambre y los esfuerzos físicos a que fueron sometidos trabajando en el campo, ya que desplazaron a toda la población de las grandes ciudades, dejándolas prácticamente vacías.

Y como a parte de ver lo positivo o lo bonito que te encuentras viajando, también hay que ver los lugares del horror, para que no se repita la historia.

Así que visitamos la S-21 , la principal cárcel secreta, llegaron haber cerca de 200 centros. Eran lugares  de interrogatorios y torturas de los que consideraban enemigos del régimen, cuando confesaban ,  sin ningún juicio eran ejecutados.

Esto era un colegio de secundaria, por aquí pasaron unas 20.000 personas (hombres, mujeres y niños), los carceleros, y que a su vez interrogaban y torturaban, rondaban los 20 años, pero había incluso adolescentes. Solo sobrevivieron alrededor de una docena de todas las personas que pasaron por aquí.

Cuando las tropas vietnamitas entraron en la ciudad, derrotando al gobierno de Pol Pot, tardaron 2 días en encontrar esta cárcel, nadie de la poca población que quedaba sabía que existía.

Bueno, ahora algo más alegre.

La ciudad está llena de vida, hay bastante turismo y muchos servicios, se nota su despegue económico, pero llena de contrastes, entre edificios super modernos, en construcción o ya terminados

Pagodas

Y el caos

Aquí me gustaría ver a los de Iberdrola arreglando una avería.

También están sus mercados caóticos, su comida callejera, y su infernal tráfico de vehículos, mayoritariamente de motos, en las que pueden ir hasta 5 personas, y por lo que se ve, sus coches preferidos son los todoterrenos Lesux.

Fruta tropical.

Carne fresca.

Pescados secos.

Uno del Athletic, que pasaba por allí.

Exquisitos insectos fritos, y camarones.

No puede faltar por supuesto el gran río Mekong, el 8° más largo del mundo, y fuente de riqueza para todos los países de la península de Indochina.

Tenemos que contar también, que se ve  aún bastante pobreza, gente que vive en la calle, subsistiendo entre la basura, sus hijos, desnudos, dormitando en el suelo, niños de pocos años vendiendo pulseras. Muy duro, cuando te das cuenta, que aunque les des algo, no puedes solucionar el problema. Por supuesto, de esto no hemos hecho fotografías.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Endika Angulo dice:

    Eskerrik asko por permitirnos acompañaros en ese viaje maravilloso. Bidai on!!!

    Me gusta

  2. angeles bistuer dice:

    Los mercados son muy atractivos.
    Habéis comido insectos?
    Son sabrosos?

    Me gusta

    1. Aún no, pero todo se andará. Hay que preparar el estómago, poco a poco.

      Me gusta

  3. abordaje dice:

    Cuanto estoy viendo con vuestros ojos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s